7 de septiembre de 2014

Yo confieso

Cuando María Zambrano habla es mejor quedarse callada:



La confesión parece ser así un método para encontrar ese quien, sujeto a quien le pasan las cosas, y en tanto que sujeto, alguien que queda por encima, libre de lo que le pase. Nada de lo que le suceda puede anularle, aniquilarle, pues este género de realidad, una vez conseguida, parece invulnerable. Y el logro de este punto de invulnerabilidad tiene que ver no sólo con esa unidad pura, con el centro interior, sino también con este misterioso mundo que es preciso unificar, adentrándose en él, venciéndolo a fuerza de intimidad, sirviéndole en una esclavitud que va a dar la libertad. Quizá la filosofía sola pudiese arreglar el conflicto si la falta de intimidad afectase a la realidad de las cosas. Más, lo grave es ser un extraño para sí mismo, haber perdido o no haber llegado a poseer intimidad consigo mismo; andar enajenado, huésped extraño en la propia casa.

La inserción de ese centro interior, si de veras lo es, hace que ese mundo del desvarío cobre forma y se ordene, porque las entrañas doloridas y rencorosas al punto se hacen de alguien, de un ser que las recoge. Pero algo más; desde él les llega una luz, en la que se tornan visibles. Se hacen propias; el sujeto, que ya lo es, las posee, aunque sin nada que implique dominio violento, pues no obedecen de esa manera. Es una forma de posesión sin mandato ni mandado, porque se trata de unir lo que al unirse formará un solo ser.

La pavorosa faz de la actualidad ¿no nos presenta, sin duda, esta figura de un mundo sin sujeto, donde ha desaparecido el sujeto, donde el yo anda errante como rey sin súbditos ni territorio, donde no existe por parte alguna el alguien responsable, el alguien con identidad y figura propia? Mundo anterior al ser, en que lo psíquico tiene la existencia demoníaca de la multiplicidad inaprensible y diluida; mundo de donde han huido las formas, quedando sólo el fantasma inasible y rencoroso; el fantasma y el vacío. ¿No estará necesitado de una verdadera e implacable confesión? 

La confesión: género literario

16 de agosto de 2014

La cuerda rota, el hilo rojo

Me gusta la voz femenina de José Ignacio Montoto. Me gusta su voz masculina. Me gustaría quedarme mucho tiempo en el pecho de este libro-oración. Me gusta que los poemas se me enquisten en la carne, que se me abran heridas y que todas las palabras parezcan invocar otras palabras.



Aquí, algunos fragmentos de La cuerda rota (Premio de poesía Andalucía Joven, Renacimiento, 2014). Pondría muchos más, pero no quiero des-haceros el libro. Sigue mutándonos así, Nacho. 


Rota nuestra bóveda, mi cuerpo languidece. Apenas habitan en mí un par de cicatrices abiertas de las que brotan pequeñas luciérnagas con cara de niño.

+++

Una vieja historia, una infancia corta, una familia de humo: elementos necesarios para alimentar el sueño de una niña pobre. No más, no más. 

+++

Todas llevamos una noria dentro de nuestro pecho, gira y gira hasta enloquecernos, nos marea, nos monitoriza, nos expande y duerme.

+++

Desdichados los vegetales por no sentir la quemazón de mis pezones. Desdichada la piedra por no sentir la chispa que provoca al chocar con otra piedra.

+++

Ashbery lo intentó en su momento, pero el alma de las rosas no entiende de hermenéutica, sino de espinas. Así es la historia de las mujeres denostadas por la historia. No hay artificios al respecto. (...)
A los románticos los acusan de barrocos por incidir en la herida.

+++

Yo apenas conozco a mis iguales, apenas he vivido
encerrada en la crisálida de amor que los amantes tejen,
con sus caricias, a escondidas por temor a la luz de la mañana.

+++

Recuerda de tus amantes su extraña simetría:
corazón, sangre y espina.





6 de junio de 2014

Ni sueño ni tristeza ni sueño ni tristeza ni pollas

Fotos, esta y el resto, de Laura Makabresku

Un robot desordena mis palabras y sabe más de mí que yo. [http://what-would-i-say.com/]
Un robot escribe antes que yo, publica antes que yo
sabe más de poesía que mis palabras desordena y dice:

0. Clases de mi adolescencia, así como todos haría una excusa para hacer Creative Writing.

1. Fan absoluta de vomitar de irme a mí...

2. Creía que me quejo por aquí, no sé el labio antes ni uno después. #Epidermia

3. Quién no importa. Se cena a dibujar.

4. Me dejas quemar la gente.

5. Igual dónde.

6. Si no, no haber dormido como llueve bastante y el mar, amigos letrados?

7. No comprendemos por nosotros mismos.

8. Qué hacéis caso y os deseo un banco que estoy loca.

9. voy a saber ahora puedo decir he comprendido

10. No comprendemos por nosotros no hay quien os entienda, hijos de la próxima.

11. Leer me gustan las mujeres como la mesa para trabajar, aunque sea elegida para el final han sido días intensos y de la página de Van Gogh de Ámsterdam.

12. Quien del principio de una vela siempre hace pensar y pensar me gusta!

13. Descubriendo hombres que llevo bajo el brazo y quedarse, y llévate de Galicia.



14. También me acuesta Berlín dentro de otro es más bonito.

15. Estamos jugando al dispositivo. Lo merecemos. Pero estamos hablando de la bio. Y te dicen ah, y lo que necesito yo.

16. Eso significa que dura la inviabilidad económica. ¿Me puede alguien precisar qué

17. Me dejas quemar la versión alemana y latín.

18. Solo he recibido el alma, y nevada. ¿Alguien ahí le da igual dónde, da igual que en.

19. Menos mal que no existe, porque parte de una agradable temperatura máxima de 0 sara sara.

20. Ich hab' keine Worte für dich nicht richtig verstanden.

21. Me dejas quemar la versión alemana de mi tele alemana por lo menos?

22. Ni sueño ni tristeza ni sueño ni tristeza ni pollas

23. ¿siempre es de la canción melodramática que me llevo, la habitación vacía, la piel vacía.

24. Uy, la habitación e, impasible a mi madre, vale...

25. Era a la mitad de sueldo.


26. Creo que llegaré a su territorio anímico.

27. Mañana veréis a caminar por nosotros mismos.

28. Después de beber sola 0,4 L de nada las tardes de las noches.

29. Cepillo de semana son un buen día malo, un cigarro con Olga Gallardo

30. My mom bought me retuitea y ya tengo una antigenealogía. Rizoma, Deleuze & Guatarri.

31. Tú no es hoy.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...